miércoles, 11 de julio de 2018

ALGUIEN NOS DEJÓ UN MENSAJE EN LAS CUEVAS DE LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)


ALGUIEN NOS DEJÓ UN MENSAJE EN LAS CUEVAS DE LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)
Era una época extremadamente fría, y también húmeda. Tan húmeda que las cuevas volvieron a tener goteos intensos y a rezumar barro por sus paredes, y tan fría que evitó que las aguas calcáreas que goteaba la cueva pudieran endurecer el barro que había servido de lienzo a nuestro “artista” prehistórico. El pincel que utilizó nuestro “artista” fue el dedo (un solo dedo), para realizar su obra. Después cambió el clima. Seguía haciendo frió, pero era un frió seco. Las cuevas perdieron su humedad, y el barro se secó, pero no pudo endurecerse. Faltaba humedad, y una temperatura más elevada, que hubieran permitido  carbonatar estos barros, que quedaron secos pero blandos.  Sobre ellos quedó impreso el mensaje de un “artista” prehistórico, que usó su dedo como instrumento para dejarnos una figura icónica, que expresaba una idea, un mensaje que era entendido por sus contemporáneos. El entrecomillado del artista no ha sido caprichoso: las figuras que nos dejaron `poco tenían que ver con el arte. No fueron a la cueva a hacer arte, sino a realizar un rito, que para ellos era importante. El significado es otra cuestión, en la que hoy no entraremos, pese a los ríos de tinta que han corrido, intentando descifrar que nos querían transmitir nuestros ancestros prehistóricos, a través de estos signos.
En fin, queremos compartir estas reflexiones, junto con la imagen de una de las figuras que nos dejaron, y deseamos que os guste.
Yacimientos Arqueológicos de La Araña.
10-7-2018.