viernes, 4 de septiembre de 2015

SONIDOS PREHISTÓRICOS EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

SONIDOS PREHISTÓRICOS EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

     Los chasquidos de la talla tienen un ritmo especial. Suenan a civilización, al deseo de la Humanidad de no conformarse con lo que tiene, y seguir evolucionando un paso más en pro de nuevas conquistas para alcanzar nuevas metas. Es el sonido más arcaico de la Humanidad tecnológica, que no se resignó a ser un simple animal, sometido a los vaivenes de su entorno, y suplió sus carencias con la inteligencia y la tecnología, allá en la lejana fecha de hace dos millones y medio de años, cuando nuestro antepasado Homo hábilis, el Hombre hábil, fabricó la primera herramienta.
     Los chasquidos de la talla hace mucho tiempo que dejaron de escucharse en la Araña, sustituidos por otros sonidos de las civilizaciones más cercanas, que habían suplido la ancestral tecnología de la piedra por las nuevas conquistas de la metalurgia, hasta hacerla desaparecer. Y sin embargo, estos  días pasados en La Araña se han vuelto a escuchar estos sonidos tan característicos, reproduciendo los aspectos tecnológicos de los neandertales, sus técnicas y sus herramientas. Ello fue posible gracias a la visita que tuvimos los días pasados del Catedrático Javier Baena, de la Universidad Autónoma de Madrid, y la investigadora Conchi Torres, otra enamorada de las tecnologías líticas. Gracias a su visita, las playas de La Araña volvieron a sentir tan lejanos sonidos, en plena temporada turística. Nos dejaron un precioso regalo: un núcleo de tortuga, del que Javier extrajo una lasca levallois preferencial, que servirá para que aquellos estudiosos de la industria pétrea vean en directo la lasca y el núcleo de donde se ha extraído. Esta circunstancia pocas veces se da en las excavaciones, ya que lo mas corriente es que aparezca la lasca o el núcleo, y pocas veces ambos. Todo un lujo de didáctica, hecho por uno de los mejores talladores que tenemos a nivel nacional. Si un neandertal hubiera aparecido en las playas de La Araña mientras se fabricaba, y se hubiese acercado a Javier, seguro que se hubiese producido una comunicación instantánea, sin necesidad del lenguaje. Ambos sabrían de qué se trataba. ¡Gracias Javier y Conchi por vuestra amable visita, vuestro regalo, y  por haber hecho revivir la Prehistoria de forma tan directa.
Deseamos que os guste.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña .