jueves, 4 de septiembre de 2014

¡AY EL ARTE! ¡CUANTAS REFLEXIONES NOS HA PRODUCIDO SOBRE LAS CAPACIDADES HUMANAS Y LOS MISTERIOS DEL ESPÍRITU!

¡AY EL ARTE! ¡CUANTAS REFLEXIONES NOS HA PRODUCIDO SOBRE LAS CAPACIDADES HUMANAS Y LOS MISTERIOS DEL ESPÍRITU!

     Ayer subimos una reflexión sobre el Arte en las investigaciones, que ha producido varios comentarios del máximo interés. Es una forma de expresar nuestros pensamientos, y otros puntos de vista, que siempre son enriquecedores. Uno de los graves problemas es el de fijar su cronología de forma precisa, para lo cual se encuentran en muchas ocasiones severas dificultades, más allá de aseveraciones genéricas de estilos, técnicas e iconografías, que a veces pueden ser polivalentes para diversos periodos. Solo en aquellos casos en que se pueden obtener fechas absolutas (como cuando han sido dibujados con carbón en las paredes de cuevas y abrigos, o cuando aparecen en estratigrafías seguras (como Arte Mueble) podemos tener una fecha fiable de su realización. Otras veces los minerales con que se realizaron no se pueden datar. En otras ocasiones se puede datar el soporte (estalactitas o estalagmitas, pero no el momento de la ejecución del grafismo que soportan, que pudo ser realizado miles de años después…, en fin, toda una labor detectivesca, que en muchos casos es imposible despejar de forma clara.
     Hoy les mostramos un grabado aparecido en estratigrafía, del Neolítico Inicial de La Araña, como arte mueble asociado a un enterramiento, como parte de su ajuar. Lo subimos de nuevo, por mostrar una de estas raras veces que podemos tener seguridad de la cultura que lo produjo, y en la medida que la interpretación puede ser correcta, intuir parte de su significado, que no es otro que el reproducir una escena de muerte, presidida por un posible oficiante o “chamán” que acompaña al muerto con la cabeza invertida, en presencia de un asistente, representado por una línea vertical. Pero ni siquiera el hecho de haber aparecido en otra excavación nos hubiera permitido intuir su posible significado (una escena de enterramiento), si no hubiera aparecido en otros yacimientos de forma mucho mas elaborada y con multitud de asistentes tipo barra, lo que sugiere un complicado protocolo para estos hitos, dentro del Neolítico. En algunas de estas escenas, como en Covatilla del Rabanero, aparecen incluso líneas de puntos convergentes hacia el centro de la composición, lo que puede sugerir la representación de presentes para el difunto durante la ceremonia, y que hemos adjuntado a nuestro grabado, para que podáis comparar y entender mejor lo que exponemos. Cuando lo publicamos incluso estuvimos repasando rituales de inhumación aportados por la etnoarqueología, encontrando varios ejemplos similares. Lo dicho: demasiadas suposiciones y pocas certezas, pero algo es algo. Esperamos que os guste, o al menos os suscite alguna reflexión, como a nosotros. Mañana os mostraremos un grabado del Cobre Inicial de La Araña (Málaga, España).

Yacimientos Arqueológicos de La Araña.