viernes, 2 de mayo de 2014

LA FABRICACIÓN DE LAS PULSERAS DE PIEDRA EN EL NEOLÍTICO

LA FABRICACIÓN DE LAS PULSERAS DE PIEDRA EN EL NEOLÍTICO

     Cuando aun no se había inventado la metalurgia, y por lo tanto las piezas de metal no estaban presentes en los trabajos de la tecnología humana, que seguía siendo básicamente lítica, nos retrotrae a un periodo en que la fabricación de brazaletes o pulseras de piedra se tenía que hacer con otras piedras, en sus distintas vertientes de percusión, martilleo, perforación, abrasión o incluso burinación, lo que sugiere un minucioso y paciente trabajo de artesanía, para conseguir tan bellos objetos. La fragilidad de tan estéticos aros pétreos les descarta como objetos de uso corriente en su quehacer cotidiano, ya que se fracturarían con facilidad en sus tareas diarias. Más bien debieron de ser usados en acontecimientos y días especiales, donde no solo desempeñarían un afán ornamental, si no también un papel simbólico, con significados bien establecidos socialmente y conocidos por los grupos que los tenían como parte de su acervo cultural. Eso al menos sugieren algunas de las decoraciones de estos objetos, que pueden presentarse lisos sin ningún tipo de decoración, u otros decorados con líneas más o menos paralelas, realizadas con un buril de sílex, que pueden variar sensiblemente su número en piezas de la misma factura. ¿Qué significado tenían estas líneas? ¿Número de hijos? ¿Numero de esposas o maridos? ¿Eventos importantes en su vida? Lo cierto es que no lo sabemos, pero es evidente que algo marcaban, y que era importante para ellos. De ahí la aparición de pulseras lisas, cuando aun no tenían nada que anotar sobre tan singulares objetos, y otras veces decoradas, oscilando con dos o mas líneas grabadas sobre la superficie de la pulsera. Cualquiera de vosotros puede hacer la interpretación que más le guste, y tendrá el mismo valor que la del investigador, ya que se basará en los mismos datos científicos: el subjetivismo de la interpretación, que por cierto es un dato que no se aviene muy bien con la Ciencia.
     Hoy les mostramos uno de estos objetos, procedentes del Abrigo 6 del Complejo del Humo, en La Araña (Málaga, España), de los mas corrientes, con una anchura mediana, y decorado con dos líneas paralelas, en el que hemos desarrollado algunas pautas del difícil proceso de fabricación, gracias a la tecnología experimental, durante la cual hemos podido comprobar lo difícil que era su fabricación, aspecto que dotaría a estos objetos de un alto valor para sus propietarios, razón por la que pensamos que no serian utilizados habitualmente, ya que podían romperse con facilidad. Otro dato que apunta el aprecio que los neolíticos tenían sobre estos objetos es comprobar como frecuentemente eran depositados en los enterramientos como parte del ajuar que le acompaña a la eternidad del más allá. Esperamos que os guste.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña.