martes, 25 de julio de 2017

LOS MENSAJES DEL PASADO PLASMADOS EN LAS PAREDES DE LAS CAVERNAS DE LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

LOS MENSAJES DEL PASADO PLASMADOS EN LAS PAREDES DE LAS CAVERNAS DE LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

El tan cacareado “Arte Rupestre” tuvo que ver más con rituales propiciatorios, elementos testimoniales de los mismos, y en último término con la Religión, que con el Arte propiamente dicho. No se trataba de adornar sus hábitats, si no de realizar ritos para propiciar algún elemento de sus vidas, que les ayudará en la dura tarea de la supervivencia como grupo humano y cultural. A veces los rituales se desarrollaban en lugares más o menos habituales de su vivir diario, y en otras ocasiones en espacios extremadamente dificultosos y peligrosos de transitar,  e imposibles de habitar, donde dejaron plasmados sobre la roca el testimonio, bien en forma de pinturas o de grabados. La caverna, que para nuestros ancestros prehistóricos tuvo un papel primordial como refugio, que les defendía del  clima y de bestias peligrosas, o podía convertirse en cementerio, también se convertía en santuario, donde realizar sus rituales y dejar testimonio de los mismos en sus mensajes, mediante sus creaciones “artísticas”. Eran mensajes entendidos por los suyos, o al menos por aquellos iniciados que ya habían realizado el rito. Muchos de estos signos son abstractos e incomprensibles para nosotros, y probablemente lo seguirán siendo por la eternidad, pese a las múltiples interpretaciones que se han hecho, quizás las más serias desde el campo del Estructuralismo. En otras ocasiones al menos podemos reconocer lo representado con elementos de la Naturaleza, especialmente los zoomorfos o antropomorfos, aunque su significado exacto es otra cuestión. En fin, signos incomprensibles, figuras humanas o de animales, también “decoran” las paredes de Las Cuevas de La Araña ¡Cuánto daríamos por realizar un viaje en el tiempo y poder contemplar estos ritos y comprender su significado profundo!
Hoy compartimos una de estas figuras de La Araña,  que aunque muy esquematizada, se puede reconocer la cabeza de un animal, de perfil, con su ojo incluido, aunque su escaso naturalismo nos impide identificar de que animal se trataba. Debió de ser un prototipo para ellos, ya que en otra galería apareció otro muy similar.
En fin, deseamos que os guste.
Yacimientos de La Araña.
25-7-2017-