sábado, 3 de septiembre de 2016

LOS GUISOS, UNA CONQUISTA DEL NEOLÍTICO, SE EVIDENCIAN EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

LOS GUISOS, UNA CONQUISTA DEL NEOLÍTICO, SE EVIDENCIAN EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

Desde que el primer  prehistórico asocio la comida al fuego, en los lejanos tiempos del Paleolítico, el ser humano viene practicando la cocina. Los asados fueron un gran avance para nuestra alimentación, facilitando digestiones, y minimizando los riesgos de infecciones. De hecho tuvieron tanto éxito, que los seguimos practicando, aunque hayamos sustituido las simples brasas por las barbacoas, hornos o planchas metálicas calientes. Otro gran avance en la cocina lo supuso la invención de los guisos, cuando se incorporó el agua a la asociación de comida y fuego ya existente, surgiendo así el guiso. Para que esto fuera posible, fue necesario que primero se inventara la cerámica en el Neolítico, donde poder mezclar los ingredientes del guiso con el agua para cocerlos al fuego. Muchas de las cerámicas de La Araña muestran estas evidencias. Consecuencia lógica de estas viandas caldosas fue la aparición de las cucharas y cazos o cucharones para poder comerlas.
Hoy compartimos uno de estos cucharones, procedente del Abrigo 6 del Complejo del Humo, en La Araña, que sirvió para que nuestros antepasados del Neolítico Final de la Bahía de Málaga pudieran comer en vasijas cada vez más anchas y bajas, camino de los platos. Nos emocionó encontrarla, y esperamos que a vosotros os guste, por lo que significa de avance en nuestras maneras de cocinar y comer, plenamente vigentes en la actualidad.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña.