miércoles, 10 de agosto de 2016

LOS LUGARES ANCESTRALES Y EL PROGRESO EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

LOS LUGARES ANCESTRALES Y EL PROGRESO EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

La Bahía de Málaga fue en el pasado un lugar hospitalario para la especie humana, desde hace medio millón de años en que la colonizaron los primeros grupos de preneandertales. Su situación litoral posibilitó la abundancia de recursos marinos y terrestres para la supervivencia de nuestros antepasados prehistóricos, que se fueron asentando sucesivamente hasta el final de la Prehistoria. La costa, los valles y cerros de alrededor fueron una despensa inagotable, en un clima benigno que permitió a los neandertales andar entre olivos (acebuches) en plena glaciación, que aquí en Málaga se tradujo en pluvial, y que permitió que prosperaran especies como el abedul o el acebo. Su posición geoestratégica (al lado de una gran ciudad como Málaga), en el centro de la Costa del Sol, ha hecho que los signos del progreso se dejen sentir con fuerza desde antiguo, aunque en la actualidad sus efectos son demoledores, y estén convirtiendo a los ancestrales territorios en un catálogo de las infraestructuras que necesitamos los urbanitas modernos. Vestigios del ferrocarril, carreteras, explotaciones industriales, tendidos  eléctricos, urbanización del campo, etc., harían muy difícil que los propios neandertales pudieran  reconocer su territorio si volvieran a la vida. Si esta sociedad logra preservar para las generaciones venideras sus hábitats, habrá cumplido con uno de sus deberes para con los que nos sucedan es este viejo territorio.

Hoy queremos compartir esta visión de hace pocos años.


Yacimientos Arqueológicos de La Araña.