viernes, 8 de julio de 2016

LOS ADORNOS DEL NEOLÍTICO EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

LOS ADORNOS DEL NEOLÍTICO EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

La gran revolución que supuso la llegada del Neolítico nos hizo dar un paso de gigante al ser humano, al poder producir por primera vez nuestros propios alimentos, con la invención de la ganadería y la agricultura. Dejamos de depender exclusivamente de la caza y de la recolección, para sobrevivir. Pasamos de ser cazadores-recolectores, para convertirnos en ganaderos y agricultores, y en la medida que era necesario vigilar al ganado y a los sembrados, nos fuimos convirtiendo en sedentarios, con la aparición de las primeras aldeas. Junto a estos logros, otros avances nos van situando en la recta final que nos llevarían a donde estamos hoy. La cerámica para almacenar elementos líquidos y sólidos, piedras pulida para realizar herramientas y adornos, o la incorporación de la harina a nuestra alimentación, señalan avances de nuestra tecnología y de la cultura. En estas sociedades sedentarias, un elemento de gran importancia fue el campo de los adornos, que se multiplican en cantidad y variedad. Pulseras de piedra, anillos de hueso, colgantes de concha y hueso, y collares de cuentas variadas, se incorporan a su vivir cotidiano, y terminan siendo regalos para la otra vida en las tumbas de los muertos del Neolítico, lo cual nos sitúa en el mundo de las creencias y la religión.
En el Centro de Interpretación de las Cuevas de La Araña se pueden admirar algunas de las recreaciones de las gentes de aquella época, incluido algún enterramiento.
Hoy compartimos alguno de estos objetos que fueron depositados como ajuares: un collar de cuentas circulares, con una cuenta mayor en el centro.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña