martes, 19 de abril de 2016

LA ILUMINACIÓN EN LA PREHISTORIA DE LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

LA ILUMINACIÓN EN LA PREHISTORIA DE LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

     Las cuevas han sido espacios ancestrales para los humanos, desde tiempos remotos.  Las cavernas han ejercido de refugios ocasionales, hábitats más o menos estables de nuestros antepasados, y a menudo de última morada tras la muerte, funcionando como panteones para el descanso eterno. En todos estos usos, siempre ha existido un elemento necesario para los grupos que accedían a ellas: la iluminación. Como conseguirla ha debido ser todo un reto de inventiva y recursos, dada la versatilidad del ser humano.  Las propias hogueras fueron puntos emisores de luminosidad, al tiempo que ofrecían calor, y se preparaba el asado de los alimentos.  Piñas y palos resinosos, parcialmente quemados, sugieren antorchas para transitar por la oscuridad, posibilidad que se refuerza ante los manchones negros del techo y paredes, por el roce ocasional de las teas. Otros restos aparecidos en las excavaciones o en las cuevas dan más seguridad sobre algunos modos de iluminación. Uno de los más seguros son las lámparas de grasa fijas -  pequeños hoyos artificiales en espeleotemas y rocas - con vestigios de carbón en el fondo, como resultado de las mechas vegetales que hicieron arder el sebo o el tuétano para iluminarse. Otras veces las lámparas podían ser portátiles, lo que les permitía ir por la caverna. A veces las lámparas portátiles se situaban en sitios fijos, en pequeños nichos cuyo techo quedaba ennegrecido con el tiempo.
     En La Araña tenemos ejemplos de algunos sistemas de iluminación. Uno de los más abundantes lo componen las conchas utilizadas como lámparas de grasa, requemando los bordes las mechas vegetales. Entre las conchas, las más corrientes son las peregrinas.
Hoy compartimos algunas de las conchas con los bordes requemados, pertenecientes al Neolítico. Antiguos candiles, antiguas lámparas…en fin, luz con que romper las tinieblas de las cavernas e iluminar los pasos de nuestros antepasados prehistóricos.
Deseamos que os gusten.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña.