lunes, 16 de noviembre de 2015

LOS TALLERES, ESOS CENTROS DE PRODUCIÓN DE LA PREHISTORIA

LOS TALLERES, ESOS CENTROS DE PRODUCIÓN DE LA PREHISTORIA

     En casi todos los yacimientos arqueológicos, por no decir en todos, aparecen muestras evidentes de tala lítica, lo que nos indica que nuestros antepasados procesaban los núcleos pétreos en sus propios hábitats, donde fabricaban las herramientas necesarias para cubrir sus necesidades tecnológicas para su supervivencia. Pero otras veces las herramientas eran fabricadas en los lugares donde se encuentran las piedras para ser talladas (silex, cuarcitas, etc.), bien por afloramientos geológicos, bloques desprendidos por la erosión y desparramados por un entorno mas o menos próximo, o transportados por los arroyos y ríos a distancias mayores, redondeándolos por el arrastre, apareciendo en sus márgenes como cantos rodados. Todos estos sitios donde hay gran riqueza de piedras apropiadas para ser talladas eran las áreas de aprovisionamiento de la materia prima para nuestros ancestros prehistóricos, llevándose parte de estas piedras a sus campamentos o hábitats, pero tallando otras muchas sobre el terreno, llevándose ya los útiles hechos. Se ahorraban así transportar un mayor peso, ya que todos los subproductos de la talla se quedaban en el lugar de aprovisionamiento. Estos espacios a cielo abierto son los denominados “talleres”, y que han supuesto para la Ciencia una gran fuente de información, y para muchos arqueólogos lugares de aprendizaje en las tecnologías líticas. Cuando estas áreas son extremadamente ricas, han sido utilizadas recurrentemente durante largos milenios, lo que implica que puedan aparecer tecnologías de distintos periodos de la Prehistoria (Paleolítico Inferior, Paleolítico Medio, Paleolítico Superior, etc.) entre los muchos restos acumulados a través de los tiempos. No es raro tampoco que en estos espacios aparezcan núcleos o piezas reutilizados por los grupos que iban llagando. Son aspectos que se detectan tanto por las tipologías como por las propias pátinas de las piedras talladas. Aparecen piezas con pátinas  muy antiquísimas, pero que fueron talladas por otros grupos mucho tiempo después, cuando la patina ya estaba formada, y que presenta otro aspecto distinto al de la primera talla. Es decir, que en los talleres de larguísima tradición se pueden encontrar piezas que hayan pasado por las manos de preneandertales, neandertales y cromañones, para satisfacer en su momento las necesidades tecnológicas de todos ellos.
     Hoy compartimos una de estas piezas, procedente de Cerro Alcolea (Periana, Málaga), donde se puede ver la utilización de un núcleo de lascas en distintos momentos, con patinas distintas.

     Deseamos que os guste.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña