sábado, 14 de noviembre de 2015

LA IMPORTANCIA DE LAS UNIDADES ESTRATIGRÁFICAS EN LA ARQUEOLOGÍA

LA IMPORTANCIA DE LAS UNIDADES ESTRATIGRÁFICAS EN LA ARQUEOLOGÍA

     Los estratos o capas de sedimentos y piedras, son un elemento fundamental para el arqueólogo. Son esas páginas del Libro de la Tierra, en que han quedado escritos los avatares de los tiempos pasados, y que bien estudiados son lo más parecido a una ventana que nos permite contemplar mundos pretéritos a través de la Ciencia. Mientras no existan los viajes en el tiempo, esto es la más parecido que tenemos. Conscientes de ello, los investigadores se dejan los ojos y gran parte de los recursos económicos en poder delimitar con exactitud cada una de estas páginas, y todo el mensaje que contienen,.en cuyo empeño lo normal en los equipos modernos es que intervengan varias ramas de la Ciencia (Geología, Geomorfología, Paleontología, Palinología, Tecnologías de diversas índoles, y un largo etc.) que contribuyan a un diagnostico lo mas ajustado posible a lo que realmente sucedió. Siguiendo todos los protocolos de forma correcta, es una tarea detectivesca, de extraordinaria complejidad. Son muchas las variables que pueden complicar el proceso investigador, y por lo tanto alterar las conclusiones, falseando la Historia. Una de estas variables son las propias alteraciones de las capas o estratos del Libro de la Tierra, que pueden haber sido destruidos o alterados por múltiples causas. Estas alteraciones son a menudo la pesadilla del arqueólogo, y un factor que siempre contribuye a introducir inseguridades en los resultados. Es quizás la causa de que a menudo los propios investigadores no las mencionen, por temor a que sus secuencias sean cuestionadas por otros colegas. Nada más perjudicial para la Ciencia que esta actitud a la defensiva. Siempre que vemos publicada una estratigrafía sin ningún problema, somos conscientes que no podemos fiarnos mucho de ella. Todas las estratigrafías tienen problemas, y algunas gravísimos. Arroyadas, madrigueras, erosión, paleoalteraciones antrópicas o animales, etc., enfrentan al científico a una complicada tarea de interpretación para reconstruir el pasado, con dificultades añadidas. Solamente cuando las capas están muy claramente conformadas, y a veces selladas por costras estalagmititas, se tiene un grado mayor de seguridad, aunque eso no indica que tampoco existan problemas estratigráficos, que son necesarios despejar.
     Hoy compartimos una de estas secuencias ideales (la del Abrigo 3 del Complejo del Humo), que suele tener en gran parte de su secuencia capas claramente definidas, a menudo alternando estratos de sedimentos carbonatados, con otros de costras estalagmititas. Pues bien, a pesar de ser una de las estratigrafías más firmes que conocemos, también tiene sus problemas, como las demás.

      En fin, deseamos que os guste… o al menos que os haga reflexionar


Yacimientos Arqueológicos de La Araña