miércoles, 18 de noviembre de 2015

EL ARTE EN EL NEOLÍTICO DE LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

EL ARTE EN EL NEOLITICO DE LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

     En la etapa de la Historia en que la Humanidad va dejando de ser exclusivamente cazadora recolectora, inclinándose cada vez más por producir sus propios alimentos, desde la ganadería y la agricultura, el arte cumple un papel importantísimo en sus vidas, Prácticamente impregna las distintas facetas de sus existencia, hecho que podemos comprobar desde sus creaciones rupestres, de pintura y grabados, a las creaciones artísticas con que decoraban sus objetos cotidianos. No es que esto no sucediera antes, durante el Paleolítico, pero los grupos del Neolítico contaron con un gran aliado para desarrollar su arte, además del hueso, las piedras, o las propias paredes de las cuevas. Este aliado fue la cerámica. Las vasijas abrieron un fértil campo donde mostrar sus gustos estéticos, y el equilibrado sentido artístico de estas gentes. Crearon un amplio abanico formal de distintos recipientes, y lo más importante, modelos específicos para cada una de estas formas. No se decoraba al azar, si no que existían modelos decorativos para cada una de ellas, y que con más o menos variantes o motivos de refuerzo, eran ornamentadas durante su construcción, bien con apliques cuando el barro estaba aun fresco, bien con impresiones o incisiones. A veces aparecen lisas, sin ningún ornato, pero no suele ser lo habitual, ya que la mayoría están decoradas. Estas estrechas relaciones entre forma y decoración, han ayudado mucho a los arqueólogos a poder ampliar el conocimiento sobre la forma del recipiente y el modelo decorativo desarrollado, incluso en las muchas ocasiones en que solo aparece en las excavaciones un pequeño fragmento de la vasija.
     Hoy compartimos uno de estos ejemplos. Se trata de una forma de saco, decorada con un modelo ornamental clásico para estos recipientes. Se trata del modelo ornamental cuatripartito, compuesto por un cordón decorado en forma de guirnalda, que evoluciona de asa a mamelón, y de mamelón a asa, hasta completar el desarrollo  alrededor de la vasija. Todo un ejemplo de simplicidad, equilibrio y estética.

Deseamos que os guste


Yacimientos Arqueológicos de La Araña