viernes, 9 de octubre de 2015

LA ADAPTABILIDAD DE LOS NEANDERTALES EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

LA ADAPTABILIDAD DE LOS NEANDERTALES EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

     Los grupos de cazadores-recolectores de la Prehistoria tenían una necesidad perentoria de aprovisionamiento diario, para poder acarrear la comida suficiente para alimentar al grupo que esperaba en los campamentos-base o en los hábitats más o menos estables. Dependía de ello la subsistencia del propio grupo, y su prosperidad como colectivo. Tenían ya algunos conocimientos sobre como conservar alimentos, con procesos como el ahumado, como demostraron las investigaciones de H. de Lunley en la Cueva de Tautavel (Francia). A pesar de estos conocimientos para la conservación, el aprovisionamiento diario debió de ser una necesidad vital para el día a día, y ello suponía un profundo conocimiento de su entorno y de la explotación de los recursos de que disponían. En este sentido los neandertales supieron explotar todos los nichos ecológicos que tenían a su alcance, por mar y tierra. Los restos de comida aparecidos en sus cuevas así lo atestiguan.
     Hoy compartimos un resto marino y otro de caza de la época de los neandertales, en las manos de los arqueólogos, una vez recuperados del estrato correspondiente, en una de las campañas de hace ya algunos años. Son evidencias que se han ido repitiendo en cada campaña, que nos han permitido ir conociendo mejor la teología de nuestros antepasados. Deseamos que os gusten.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña
     Los grupos de cazadores-recolectores de la Prehistoria tenían una necesidad perentoria de aprovisionamiento diario, para poder acarrear la comida suficiente para alimentar al grupo que esperaba en los campamentos-base o en los hábitats más o menos estables. Dependía de ello la subsistencia del propio grupo, y su prosperidad como colectivo. Tenían ya algunos conocimientos sobre como conservar alimentos, con procesos como el ahumado, como demostraron las investigaciones de H. de Lunley en la Cueva de Tautavel (Francia). A pesar de estos conocimientos para la conservación, el aprovisionamiento diario debió de ser una necesidad vital para el día a día, y ello suponía un profundo conocimiento de su entorno y de la explotación de los recursos de que disponían. En este sentido los neandertales supieron explotar todos los nichos ecológicos que tenían a su alcance, por mar y tierra. Los restos de comida aparecidos en sus cuevas así lo atestiguan.
     Hoy compartimos un resto marino y otro de caza de la época de los neandertales, en las manos de los arqueólogos, una vez recuperados del estrato correspondiente, en una de las campañas de hace ya algunos años. Son evidencias que se han ido repitiendo en cada campaña, que nos han permitido ir conociendo mejor la teología de nuestros antepasados. Deseamos que os gusten.


Yacimientos Arqueológicos de La Araña.