domingo, 16 de agosto de 2015

HOY VA DE ARTE…

HOY VA DE ARTE…

     La necesidad de expresar los sentimientos más inmediatos asociados a la vida cotidiana, y su transcripción en símbolos legibles para quienes los hacen y quienes les rodean, es un hecho que aparece asociado desde los tiempos ancestrales de nuestros antepasados prehistóricos. Es un hecho que se sigue produciendo hoy en día, especialmente en el mundo de los niños, y su concepción del mundo en el que viven. Cada vez que nos regalan uno de sus maravillosos dibujos de expresivos monigotes, donde aparecen ellos mismos y sus seres queridos, están expresando su representación de la familia…y a veces nos los explican, dado que los mayores no comprendemos nada, indicándonos quienes somos cada uno en tan expresiva escena. Los mayores también hemos reflejado nuestra concepción del mundo y de las cosas importantes, desde los tiempos remotos de la Prehistoria. Concienzudos investigadores han dedicado su esfuerzo y conocimientos a estudiar estas evidencias encontradas en cuevas y abrigos, y su posible significado. Con la metodología sistemática que les caracteriza – por algo son científicos – han analizado todos los campos de las representaciones, desde los distintos motivos iconográficos, los soportes, las técnicas empleadas, los materiales usados, o la organización de las composiciones y su ubicación en los distintos hábitats.
     Sorprende como algunos de los recursos se repiten en esta larga evolución del ate y su significado simbólico. Uno de los motivos más repetitivos, que aparece desde el principio, son los signos reticulares y losanges. Aparecen ya asociado a los grabados y esculturas de las llamadas Venus Auriñaco-Gravetienses, y continúa siendo utilizado hasta las etapas del Calcolítico.
     Hoy les mostramos una de estas pervivencias, en una representación del arte mueble de un fragmento de grabado de una placa de hueso, que posiblemente representaba un ídolo bitriangular del Cobre Antiguo del Abrigo 6 del Complejo del Humo (en la cara pulida del hueso), mientas que en el reverso estaba lleno de líneas grabadas en losange. Los “ídolos bitriangulares” han sido interpretados como una representación de la mujer. Soñamos que un día aparezca el resto del grabado. Mientas tanto deseamos que os guste.


Yacimientos Arqueológicos de La Araña.