viernes, 21 de agosto de 2015

ADORNOS MANUFACTURADOS DEL NEOLÍTICO.


ADORNOS MANUFACTURADOS DEL NEOLÍTICO.

     Los adornos componen un campo del máximo interés en el largo devenir de la evolución de las culturas prehistóricas, y expresan aspectos que van mucho más allá del mero afán estético. Desde los primeros adornos fabricados por los neandertales,  han sido compañeros inseparables de la Humanidad, en un proceso cada vez más elaborado y ascendente. Al principio se limitaron a incorporar elementos naturales, que con ligeras modificaciones se podían convertir en adornos. Dientes de animal con un pequeño surco para ser colgados con un fino cordel, o perforados con un pequeño perforador para insertar el hilo, o conchas con un pequeño agujero natural o artificial, se convierten en colgantes que ostentaron nuestros ancestrales antepasados. A medida que se convierten en elementos comunes del acervo cultural, su elaboración se cuida cada vez más, y aparecen piezas que presentan distintos grados de elaboración, hasta convertirse en elementos manufacturados, ya en etapas tan lejanos como el Paleolítico Superior. Estos avances no significan que los ornatos naturales no siguieran coexistiendo con los mas sofisticados manufacturados, prácticamente durante toda la Prehistoria, incluso en la edad de oro ornamental del Neolítico y el Calcolítico.
     Hoy les mostramos un ejemplo delicadamente manufacturado y pulido (una cuenta de collar), junto a otro natural (un fragmento de concha pulido por las olas), que pese a su dispar grado de manufactura, pertenecen al mismo estrato del Neolítico del Abrigo 6 del Complejo del Humo, en La Araña (Málaga, España). Representan lo nuevo y lo antiguo, unidos por la armonía y un acusado sentido de la estética. Cuando los contemplamos sentimos que largos milenios se dan la mano en un avance continuo de lo tradicional y lo innovado. Deseamos que os guste.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña.