miércoles, 8 de julio de 2015

EL PASADO Y EL FUTURO EN LA TECNOLOGÍA DE LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

EL PASADO Y EL FUTURO EN LA TECNOLOGÍA DE LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

     Los avances tecnológicos de la Humanidad han sido una herramienta de gran utilidad a la hora de estudiar los restos del pasado, de su clasificación, y a menudo de la propia definición de los periodos culturales, al menos a nivel nominativo. ¡Cuantos periodos se nominaron con el nombre de un yacimiento arqueológico, asociándolos a útiles guías concretos, que al final terminaban siendo representativos de “culturas”, siguiendo el rígido esquema de la escuela francesa! Afortunadamente las cosas hace tiempo que fueron cambiando, y la aproximación a las culturas del pasado se enfoca con una visión más global, donde se tienen en cuenta muchas más cosas que la tecnología, aunque esta siga siendo importante. Pero esta apertura del foco sobre el pasado, no termina de desterrar viejos clichés asociativos, que a veces siguen siendo útiles y otras entorpecen: Solutrense-hoja de laurel, Musteriense-lascas, Paleolítico Superior-láminas, etc. Sin ser esto falso – y en líneas generales siguen funcionando los viejos clichés, lo cierto es que en el Paleolítico Medio de los neandertales ya se fabricaban láminas, y en el Paleolítico Superior de los cromañones se seguían fabricando lascas en un altísimo porcentaje. El pasado y el futuro en muchas ocasiones se dan la mano, para seguir coexistiendo. Como casi siempre sucede, nada surge de la noche a la mañana en la lenta Evolución Humana. La gestación y el desarrollo se toman su tiempo, tanto a nivel antropológico, como cultural, incluida la tecnología.
     Hoy compartimos dos piezas que bien podrían ser una buena muestra de este hecho. Se trata de una punta levallois, como emblema de la industria de los neandertales (el pasado, que para ellos fue presente) y un largo cuchillo de silex, que anunciaba el futuro de las largas láminas de los cromañones…aunque fue hecho por los neandertales, y también fue su presente. Ambos proceden del mismo estrato de la Cueva del Humo, por debajo del Estrato 23 (datado por Oxford en más de 50.000 años), sellado por una costra estalagmitita. La firme estratigrafía de la caverna (una autentica “tarta”, con numerosos estratos separados por costras estalagmititas, no deja dudas de que ambos objetos fueron contemporáneos.  La evolución se toma su tiempo…
     Deseamos que os guste


Yacimientos Arqueológicos de La Araña