martes, 9 de junio de 2015

LOS SEDIMENTOS ARQUEOLÓGICOS COMO CAPSULAS DEL TIEMPO

LOS SEDIMENTOS ARQUEOLÓGICOS COMO CAPSULAS DEL TIEMPO

     Cuando los restos quedan depositados sobre el suelo de un espacio - que con el correr del tiempo puede convertirse en un yacimiento arqueológico o paleontológico, o ambas cosas a la vez – los propios restos comienzan una carrera contra el tiempo para su conservación. Son muchas las variables que permiten que los resultados sean positivos en este sentido. La vieja aseveración de “polvo eres y en polvo te convertirás” es una cierta afirmación aplicada a los seres vivos. Tarde o temprano todos terminan en polvo, haciendo bueno el dicho bíblico. Un minúsculo número de ellos terminan fosilizándose y mineralizándose, prolongando su recorrido en el tiempo.  En esta carrera contra la desaparición, son importantes los elementos positivos que han permitido la conservación, que pueden ir desde el medioambiente hasta la composición de las tierras que lo envolvieron,  y que pueden contribuir a su destrucción o a su preservación. Cuando los sedimentos tienen un componente ácido, la destrucción orgánica esta garantizada, en mas o menos tiempo. En cambio cuando su naturaleza es básica, contribuyen mucho a la conservación. Los sedimentos se convierten entonces en preservorios de los restos que aprisionan, pudiendo llegar hasta nosotros en perfectas condiciones.
     Hoy les mostramos un buen ejemplo, en un fragmento de sedimentos carbonatados del Abrigo 3 del Complejo del Humo, que aprisionan a un caracol terrestre, que tras mas de 50.000 años ha llegado hasta nosotros perfectamente conservado. Es un vulgar pulmonado, pero su antigüedad y buena conservación nos infunde respeto. Otra cosa es que formara o no parte de la alimentación de los neandertales. Esa es otra cuestión. Deseamos que os guste.


Yacimientos Arqueológicos de La Araña