martes, 17 de febrero de 2015

EL DIFICIL ROMPECABEZAS DE UN CRANEO NEOLÍTICO EN PROCESO DE RECONSTRUCCIÓN EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

EL DIFICIL ROMPECABEZAS DE UN CRANEO NEOLÍTICO EN PROCESO DE RECONSTRUCCIÓN EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

     La conservación de los restos prehistóricos es toda una odisea en cada caso, y difícilmente se pueden sacar conclusiones que nos sirvan de aplicación de forma generalizada, ante la cantidad de variables que pueden intervenir en su conservación (humedad, temperatura ambiente, cambios bruscos de humedad y temperatura, que el suelo sea acido o básico, actividad bacteriana, la propia composición de las matrices envolventes, aguas subterráneas mas o menos cíclicas, carbonataciones, presiones de la propia tierra sobre los objetos, etc.), por lo que podemos encontrar restos orgánicos muy antiguos y muy bien conservados, y otros mucho más modernos con una conservación pésima, como es el caso que nos ocupa hoy.
     Se trata de un cráneo de la época del Neolítico malagueño, y por lo tanto relativamente moderno, pero con una conservación de pena. El drenaje de aguas subterráneas y los cambios de temperatura, hicieron que el cráneo se cuarteara, hasta arruinarlo por completo, y que se mantuvo unido gracias a la arcilla envolvente. Una vez retirada la arcilla, la estructura colapsó, convirtiéndose en un ingente montoncito de huesos, tal como les mostramos hoy. Aquí entre en juego la labor paciente del arqueólogo, para reconstruir lo que fue, cuando estaba completo. ¡Aquí quisiéramos ver al Santo Job con su paciencia! Es posible que el pobre se hubiera condenado, y hubiese jurado en arameo. Nosotros ya estamos casi a punto de hacerlo. Deseamos que os guste.


Yacimientos Arqueológicos de La Araña.