viernes, 8 de agosto de 2014

LOS BIFACES DE LA BAHÍA DE MÁLAGA: UNA HERRAMIENTA QUE NOS RETROTRAE A TIEMPOS MUY REMOTOS DE LA PREHISTORIA.

LOS BIFACES DE LA BAHÍA DE MÁLAGA: UNA HERRAMIENTA QUE NOS RETROTRAE  A TIEMPOS MUY REMOTOS DE LA PREHISTORIA.

     El bifaz, esa herramienta polivalente de nuestros ancestros, hasta tal punto de denominarlo por algunos investigadores como “la navaja suiza de la Prehistoria”, significó un paso importante en la evolución de la industria humana, aunque no fue por si solo, si no acompañado de toda la batería de herramientas que le acompañaban. En realidad el significado profundo de esta herramienta y sus contemporáneas, es que en realidad la Humanidad ha dado un paso gigantesco desde los primeros útiles simples de los cantos tallados de los primeros Homo hábiles. En la época del Achelense – periodo con el que solemos identificar a los bifaces – ya existía una gran variedad de herramientas, lo cual quiere decir que existía una gran cantidad de actividades que necesitaban útiles especializados, como hendidores, picos triédricos, grandes raederas,  lascas retocadas, etc., lo cual implica un gran avance en la industrialización humana.
     Las fechas de estos avances también son muy dispares, cuando comparamos a África, cuna de la Humanidad, con yacimientos de Europa, donde en las ultimas décadas hemos podido comprobar que cada día se va retrocediendo en el tiempo, y como de aquellos 300 ó 200 mil años de hace a un tiempo, se ha ido pasando al medio millón de años, y de este medio a millón de años ya hay rumores de fechas mucho más antiguas, dentro de la Península Ibérica. Posiblemente en un futuro seguiremos acortando distancias entre África y Europa, como por otra parte es lógico, si tenemos en cuenta que desde que los primeros humanos salieron de África, hace alrededor de dos millones de años, las oleadas migratorias no han cesado en distintos momentos, incluido el que nos trajo a nosotros, los Sapiens sapiens, a nuestras tierras, después de haber estado un montón de tiempo zascandileando por otros territorios.  Es seguro que algunas de estas migraciones salidas de África ya tenían incorporada a su acervo tecnológico el repertorio Achelense, incluido el bifaz. La cuestión está en saber cuando sucedió esto. Esos retos son la parte lúdica de las investigaciones, y de la reconstrucción de nuestra especie, tanto como animal antropológico como tecnológico. En fin en la Bahía de Málaga en general y en La Araña en particular, estas cuestiones están plenamente vigentes, y el camino para encontrar respuestas es la investigación.
     Hoy les mostramos uno de estos bifaces de la Bahía de Málaga, con un grado de perfección notable, y que hace honor a su nombre (bifaz = “dos caras”), habiéndose conseguido un filo casi recto, que era el elemento esencial de la herramienta. Esperamos que os guste.


Yacimientos Arqueológicos de La Araña.