jueves, 21 de agosto de 2014

LA ALEGRIA DE LA INVESTIGADORA

LA ALEGRIA DE LA INVESTIGADORA

     Acostumbrados a que la mayor parte de los objetos que aparecen en las investigaciones estén por lo general deteriorados, cuando no fragmentados en mil pedazos – que necesitarán la paciente labor de la restauración en el laboratorio – cuando aparece algo tan frágil como una cerámica que fue depositada como ajuar en un panteón neolítico de mas de 6000 años, se comprenderá la alegría que siente el arqueólogo o la arqueóloga cuando aparece una entera, aun con la tierra dentro. Viendo la alegría de  la arqueóloga, sobran las  palabras. Esperamos que os gusten.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña.