jueves, 17 de julio de 2014

LAS PIEDRAS DE AMOLAR O AGUZADERAS DEL NEOLÍTICO EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

LAS PIEDRAS DE AMOLAR O AGUZADERAS DEL NEOLÍTICO EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA)

     La gran revolución del Neolítico (con invenciones tan extraordinarias para la Humanidad como la de la ganadería, agricultura, la cerámica, y los primeros fenómenos urbanos del sedentarismo) es nominada por otro de sus avances, quizás el menos significativo, como es el pulimento de la piedra, tanto para hacer herramientas (hachas y azuelas), como para sus adornos (pulseras, brazaletes, colgantes). El nombre de Neolítico (“nueva piedra”) está asociado a la acción de pulir, aunque este hecho no cambio sustancialmente su modo de vida, o al menos no tan significativamente como los demás fenómenos característicos de esta época. La mayor parte de su industria lítica seguía siendo tallada, siguiendo la tradición iniciada por Homo hábiles hacia dos millones y medio de años. La que si viene a indicar es la gran importancia que los investigadores han dado siempre a las industrias líticas a la hora de definir las culturas, hasta tal punto que cualquier incorporación a las mismas que marque un hito tan extraordinario como el pulimento, es suficiente para incorporarlo como nombre distintivo del periodo prehistórico, pese a no ser el hecho mas importante.
     En La Araña han aparecido ya numerosas pulseras, hachas y azuelas, que constatan la nueva etapa cultural, en varios de sus yacimientos. Pero han aparecido también algo más: las piedras de amolar o aguzaderas, sobre las que pulieron sus herramientas y adornos. Son simples cantos de arenisca, sobre los que se frotó la piedra con agua y arena, en una acción abrasiva que hizo las veces de lija fuerte, mediante la cual fueron conformando los distintos objetos pulidos. Hasta ahora han aparecido tres. Hoy os mostramos uno de ellos. Esperamos que os guste.


Yacimientos Arqueológicos de La Araña.