viernes, 27 de junio de 2014

LAS PÁGINAS DEL LIBRO DE LA TIERRA EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA).

LAS PÁGINAS DEL LIBRO DE LA TIERRA EN LA ARAÑA (MÁLAGA, ESPAÑA).

     En La Araña, como en cualquier parte del Mundo, la Historia de la Humanidad está aprisionada en los estratos que milenio tras milenio han ido conformando los yacimientos arqueológicos. Cada capa o estrato guarda celosamente parte del mensaje del pasado. Son las páginas que componen el libro de la Historia, que cuando guardan restos anteriores a la Escritura, se enmarcan en esa denominación amplia que conocemos como Prehistoria, Es un libro escrito en la tierra, de difícil y compleja lectura, pero que si se lee bien y se interpreta correctamente es bastante fiable.
     Como todo archivo tiene sus propias servidumbres, cualidades, e inconveniencias, que han podido influir poderosamente desde su génesis (mientras se estaba “escribiendo”), a la riqueza de información contenida, a la propia conservación o alteración del archivo. Muchos son los factores que pueden haber influido en cada página escrita en la tierra, desde el tiempo que estuvo asentado el grupo humano que nos dejó sus restos, el uso del espacio escavado excavado, el clima existente entonces, la formación geológica de la capa, y la conservación del conjunto estratigráfico, o lo que es lo mismo: la conservación de las páginas del Libro de la Tierra.
     En La Araña, como en otros muchos yacimientos andaluces e ibéricos, los estratos pueden haber sufrido grandes alteraciones en las capas cimeras, al menos en los últimos 12.000 años, desde el Bronce hasta el Magdaleniense, que suelen presentar por lo general una mayor blandura en sus sedimentos. Estos inconvenientes han mostrado tener diversas causas, a veces humanas (expolios), otras faunística (madrigueras), a veces naturales (erosión, arroyadas, desprendimientos, etc.), todas ellas dificultando y entorpeciendo la lectura del libro de la Tierra. La cosa empieza a cambiar a partir del Solutrense (hace unos 18.000 años) con tierras mas asentadas y endurecidas, donde las alteraciones suelen ser menores. Finalmente, el cambio es radical, cuando retrocedemos en el tiempo y nos adentramos en las páginas de los neandertales, con estratos a menudo carbonatados, a veces duros como rocas, y presentando la peculiaridad de alternar capas de espeleotemas (costras estalagmíticas) construidas en épocas más o menos cálidas, con otras sin espeleotemas (lodos y piedras) depositadas en épocas mas o menos frias. Esta peculiaridad ha tenido como consecuencia el sellamiento de grandes paquetes estratigráficos, por lo que de existir alteraciones serian paleoalteraciones en etapas próximas en el tiempo a la formación del estrato, que una vez que quedó sellado ha permanecido así hasta nuestros días.
     Hoy les mostramos un perfil de manual. Pertenece a la Cueva del Humo, hábitat prolongado de los neandertales, y en donde se pueden ver a simple vista esta alternancia de capas alternantes de espeleotemas y otras de lodos y piedras, sin construcciones estalagmíticas. En realidad es también una radiografía de los cambios climáticos de la Tierra en los últimos 100.000 años. Deseamos que os guste este magnífico archivo de la ciudad de Málaga, y en general de los andaluces y de la Humanidad.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña.