martes, 13 de mayo de 2014

LAS LÁMINAS, ESOS CUCHILLOS DE PIEDRA MARAVILLOSOS

LAS LÁMINAS, ESOS CUCHILLOS DE PIEDRA MARAVILLOSOS

     La hoja o lámina de piedra es el producto más sofisticado de la tecnología lítica, dentro de la tecnología humana que nos ha permitido evolucionar y llegar a ser lo que somos, un ser eminentemente tecnológico y cultural. El proceso de gestación y desarrollo de esta tecnología que terminó permitiendo el máximo rendimiento en la producción de piezas, no surgió de la noche a la mañana, si no muy paulatinamente, aunque los logros fueron afianzándose de forma acumulativa durante largos milenios.      Su génesis no parte de un solo proceso tecnológico, si no posiblemente de varios (alargamientos progresivos de puntas levallois hasta desembocar en láminas, perfeccionamiento de los núcleos prismáticos unipolares y bipolares, etc), por lo que no se puede hablar del “núcleo de láminas” como algo único, si no más bien de los “núcleos de láminas”, que con distintas preparaciones venían a producir productos muy similares. Una vez aprehendido la técnica de la preparación de los planos de percusión y los levantamientos previos antes de desgajar la primera hoja de los núcleos, las técnicas fueron confluyendo en lo esencial, incluidos los modos de manejar los percutores interpuestos y la alineación de los golpes para la obtención de las hojas, independientemente de la morfología de los propios núcleos.
     En este sentido también se muestra el alto aprecio que los cromañones tenemos de nosotros mismos, ya que también nos atribuimos la invención de estas tecnologías, en detrimento de los neandertales, pese ha existir un gran número de yacimientos musterienses con índices laminares significativos, y ejemplos incluso mas antiguos, en donde se pueden encontrar  ejemplos laminares.
     Hoy les mostramos una de estas láminas, que sin ser muy corrientes tampoco son raras, procedente de un núcleo unipolar, y que presenta la característica de ser más ancha en el extremo superior, y mas estrechas en el extremo inferior, desde donde se dio el golpe para su obtención. Aunque la pieza que les mostramos está en horizontes del comienzo del Paleolítico Superior, su polivalencia es amplia en el tiempo y en las culturas, lo que le resta poder definidor como elemento diagnóstico. Esperamos que os guste.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña