martes, 11 de marzo de 2014

LA SONRISA DE LA ARQUEÓLOGA


LA SONRISA DE LA ARQUEÓLOGA

En este largo camino de investigación que llevamos recorrido en las Cuevas de La Araña, tienen tanto valor para nosotros el gran patrimonio que encierran, como el recuerdo de tantas personas que de forma generosa han contribuido a que se investigue este gran archivo arqueológico con que cuenta la ciudad de Málaga. Cuando volvemos la vista atrás no podemos evitar la nostalgia de tantos recuerdos y momentos que fueron decisivos en las investigaciones. No es que tengan mas importancia que los presentes, simplemente han ido marcando una larga ruta recorrida. Uno de estos momentos estelares fue cuando accedimos a la salita de uno de los panteones neolíticos. Nos quedamos un tanto sobrecogidos que en aquel pequeño e intrincado cavernamientos de la mítica Hoyo de la Mina, pudieran haber realizado enterramientos los grupos del Neolítico de la Bahía de Málaga, tal como nos aseguraba el primer arqueólogo que la excavó (Miguel Such) allá en 1917, y que por entonces era un autentico barrizal, tal como él nos dejó escrito. Cuando nosotros accedimos a estas estancias, la cuevecilla había cambiado extraordinariamente, presentando un aspecto reseco y de escombrera, lejos del ambiente natural que encontró Such. No nos explicábamos como pudieron acceder a la cuevecilla las personas que practicaron el funeral, y encima llevando un cadáver, ante el paso tan dificultoso y estrecho que era la entrada natural del panteón. Pero sobre tanta dificultad y ruina se impuso el tesón y el cariño con que el equipo de arqueólogas y arqueólogos se tomaron el trabajo, y el entusiasmo con que acometieron la tarea. Reflejo del mismo es la sonrisa de dos de las arqueólogas (nuestras queridas amigas Beatriz y Bárbara) que realizaron la excavación, que supieron iluminar con su vitalismo el suelo ruinoso al que acababan de acceder. Poco nos imaginábamos que bajo tanta ruina nos íbamos a encontrar algunas de las inhumaciones de mayor interés de Hoyo de la Mina. Vaya para ellas nuestro pequeño homenaje, en esta galería del recuerdo, que de cuando en cuando nos gusta practicar.Yacimientos Arqueológicos de La Araña