martes, 18 de marzo de 2014

LA ALEGRÍA DEL HALLAZGO

LA ALEGRÍA DEL HALLAZGO
Acostumbrados a la visión que el cine nos viene transmitiendo muy a menudo de los arqueólogos, de claves secretas que hay que interpretar de forma críptica para llegar al hallazgo del tesoro, la realidad es muy diferente, y exige grandes dosis de paciencia y de metodológicos trabajos, que poco tienen que ver con la visión peliculera que ha menudo nos ofrecen. La mayor parte de las tareas arqueológicas son puro transito por el protocolo sistemático de las excavaciones y de obtención de datos, muchas veces en laboratorios que están muy alejados de la propia excavación, que es solo una parte de las investigaciones. Y sin embargo…¡Los momentos felices existen!. Uno de ellos fue el hallazgo de un panteón neolítico en la mítica cueva Hoyo de la Mina (La Araña, Málaga), intacto, tal como lo dejaron nuestros antepasados hace unos 6500 años. Son estos breves periodos los que resarcen al arqueólogo de tantos acontecimientos en los que tuvo que tener la paciencia del Santo Job. Son los minutos de euforia, de alegría, que no se olvidan en la vida, por muchos años que viva uno. Es lo que refleja la cara de las arqueólogas, que no resistieron la tentación de aprisionar el momento.

Yacimientos Arqueológicos de La Araña

.