miércoles, 26 de febrero de 2014

OTRA VEZ CON LOS NEANDERTALES

OTRA VEZ CON LOS NEANDERTALES

Ayer subimos una herramienta típica de los neandertales, como es la raedera, y hoy les mostramos otra no menos típica de las industrias líticas de tan lejanos antepasados. Se trata de una lasca, de afilados bordes, de uso polivalente para diversas tareas, relacionadas principalmente con la acción de cortar. En esta ocasión la materia prima ha sido la cuarcita, mas grosera y dificultosa de tallar que el duro silex, pero igualmente efectiva para sus necesidades. No es una mera lasca obtenida al azar, si no que el núcleo de donde la obtuvieron fue preparado con varios levantamientos previos de otras lascas, con un plano de percusión desde donde percutir, y después se percutió para desprender la magnífica pieza que les mostramos hoy. Es por lo tanto un producto predeterminado, que les llevó a conseguir el útil que querían y no otra cosa, idóneo para algunas de las necesidades concretas que tenían en su quehacer cotidiano. A pesar de este derroche de tecnología y precisión, hay quien sigue pensando que los neandertales eran unos brutos incorregibles, que estaban condenados a la extinción por su propia tosquedad e incapacidad de evolucionar.  Uno no se explica como estos ilustres tontos pudieron sobrevivir casi 200.000 años sin enterarse de nada, ni que era eso de la evolución tecnológica y cultural ¡Menos mal que llegamos nosotros para inventar las láminas y enseñárselo!... En fin… Otro día hablaremos de las láminas de los neandertales.