jueves, 13 de febrero de 2014

LA PERICIA DE UN ANTIGUO TALLADOR ACHELENSE MALAGUEÑO

LA PERICIA DE UN ANTIGUO TALLADOR ACHELENSE MALAGUEÑO

¡Ya se que me vais a decir que cuando el antiguo tallador preneandertal talló esta herramienta, a la vieja Malaka le faltaban probablemente mas de 200.000 años para su aparición en la Historia, y por lo tanto difícilmente podríamos hablar de “malagueños”, capitalinos o provincianos, en la Prehistoria. Lo asumimos, así que permitirnos que hoy padezcamos un ataque de nostalgia y que apliquemos esta denominación para aquellos Homo heidelbergensis que estaban dejando muestras de su tecnología, tanto en la capital como en la provincia de Málaga. Quitando la licencia de la denominación, viene a mostrarnos que compartimos una gran parte de acervo cultural y tecnológico en la vieja Europa, de la que tampoco se libre nuestra querida Península Ibérica, y por supuesto Málaga.
     Ayer les mostrábamos un gran socave marino realizado en la roca del Paleoacantilado Inferior del Complejo del Humo, anterior a los neandertales, que posteriormente fue colmatado por los estratos arqueológicos de estos últimos.  Es posible que cuando el mar ya se había retirado, dejando la herida en la roca a cotas entre 5-3 metros  sobre el nivel actual del mar, algún miembro de los viejos talladores heidelbergensis realizó este magnífico bifaz en cuarcita, que puede admirarse en el Centro de Interpretación Cuevas de La Araña, perteneciente a la Colección Imanol Reyna, para cuya terminación fue utilizado un percutor blando, posiblemente procedente de una cornamenta de ciervo. Su equilibrio formal y tecnológico raya en la perfección, y da una buena idea de la pericia tecnológica que ya habían alcanzado aquellos lejanos “malagueños”, que dejaron sus restos desde hace medio millón de años, tanto en la Bahía de Málaga como en el resto de la provincia, y en general por Andalucía. Esperamos que os guste.


Yacimientos Arqueológicos de La Araña.