viernes, 31 de enero de 2014

HACE MÁS DE 80.000 AÑOS…

HACE MÁS DE 80.000  AÑOS…

La Arqueología es apasionante por los misterios que esconde. Cada vez que se despeja una incógnita se abren otras varias interrogantes, que te indican los espacios en blanco que hay que rellenar, para ir componiendo el cuadro de la Historia que se intenta dibujar. Hace pocos días publicamos en la revista Mainake, de la Diputación de Málaga, la ultima serie de dataciones del Abrigo 3 del Complejo del Humo, que con la perfección del método por ultra filtraciones ha envejecido bastante las fechas obtenidas por series anteriores, tal como está sucediendo en otros muchos yacimientos arqueológicos. En este envejecimiento, el Estrato 25 del Abrigo 3 se nos ha ido a mas de 80.000 años, lo que nos ha servido para acotar mejor a esta capa. Pero tenemos sedimentos por debajo de este nivel que aun no sabemos su edad (estamos en ello), y que por lo tanto tienen que ser mas antiguos que el Estrato 25 que está por encima. La cuestión es ¿Cuánto más antiguo? ¿Qué fecha exacta tienen? ¿Quiénes hicieron las escasas herramientas que nos dejaron sobre el suelo de lo que entonces fue su hábitat? ¿Cómo eran? ¿En que estadio tecnológico estaban? ¿Qué comían? ¿Qué animales cazaban preferentemente? En fin… demasiadas preguntas que deben de ser resueltas por el proceso de investigación, para que se sigan abriendo otras muchas más, que a medida que se resuelvan nos permitirán ir componiendo con precisión los periodos de la Historia, en este caso de la Prehistoria.
Les subimos hoy una de las herramientas que se dejaron en los niveles profundos del Abrigo 2 del Complejo del Humo, más profundos en la secuencia que la capa 25 del Abrigo 3. Podríamos decir, que hace más de 80.000 años, unos antepasados inteligentes (posiblemente neandertales o quizás los últimos preneandertales), vivieron en lo que entonces era una cueva, y tallaron sus útiles con sus propias manos, uno de los cuales llegó a las nuestras, y se lo mostramos hoy, con los sedimentos aun pegados de la matriz. Se trata de una raedera transversal, un tanto irregular (poco más y se convierte en denticulado) aunque su frente de retalla presenta la tecnología característica utilizada para las raederas. Esta pieza debió de ayudarles probablemente en sus tareas de tratar las pieles que utilizaban como vestimenta, para defenderse del rudo clima que les tocó vivir. Esperamos que os guste.Yacimientos Arqueológicos de La Araña.